• 23 abril, 2024

Cara y cruz de las fiestas de Torrelavega

Por Manuel Haro Alcalde

Cantabriadiariofotografiasimagenes460{xtypo_dropcap}U{/xtypo_dropcap}na cosa es cierta: han sido las mejores fiestas en muchos años, en lo relativo a la meteorología. Ni un sólo día de lluvia, algo habitual en alguno de los programados tradicionalmente.
Pero en ésta ocasión, el fiel acompañante ha sido el sol, escoltado por una buena carga de calor, con temperaturas insólitas en éste territorio. Algo que, indudablemente, ha contribuido a que la expectación callejera haya sido una de las notas predominantes durante los 10 días de duración. Menos que otras ediciones pero, ciertamente, más y mejor aprovechados.
Pero ahora vienen los balances, las opiniones. Las «guerras» de cifras, dependiendo del interés de cada frente. Eso sería lo de menos si de verdad entramos a valorar cómo se lo ha pasado la gente. Desde el consistorio se habla de 250.000 visitantes. No sé si es mucho, poco o regular. Lo que sí sé es que las calles han mostrado una animación inusual. Sobre todo, el día de la clausura con el tradicional desfile de carrozas que, por cierto, mantienen el monopolio castreño que provoca diversidad de opiniones. Algo que ha sucedido desde el principio de los tiempos.
Un verdadero «termómetro» de la temperatura ambiental, lo encontramos en el sector de hostelería. Aquí sí es verdad que hay para todos los gustos. Desde quienes han vistos sus cajas rebosantes, hasta quienes no se han comido «una rosca», dependiendo del emplazamiento y los actos que les hayan podido beneficiar ó perjudicar.
El «boom» de las denominadas «ferias de día» ó, vulgarmente casetas, se ha llevado buena parte del pastel del que han «chupado» quienes, avispados ellos, colocaron «sucursales» de sus establecimientos arraigados, ofreciendo sus especialidades en forma de tapas + caña, refresco ó vino. Algo que obligó a quienes no llegaron a tiempo ó simplemente no creían en el «invento», a improvisar imitaciones y precios para competir.
Otro de los temas de polémico debate ha tenido, un año más, el precio de los caballitos. Entre 3 y 4 euros de media, parece excesivo para familias numerosas, pero se justifica en los altos precios de las tasas exigidas a los feriantes desde el Ayuntamiento. Estos, los feriantes, ante el riesgo de lluvia, se han visto obligados a recaudar lo suficiente para cumplir con las exigencias municipales y, por supuesto, para su propia supervivencia. Algo que se ha querido compensar cerrando las fiestas el día 20, con la oferta del «Día del niño», a precios reducidos.
Cara y cruz, por tanto, con resultados para todos los gustos y opiniones, destacando actuaciones estelares de estrellas de la música, para congregar a miles de personas en el escenario elegido por sus condiciones para el acceso gratuito. «Maldita Nerea», «La oreja de Van Gogh», etc., creo que han dejado satisfechos a todos los asistentes que, repito, se han contabilizado por miles.
Si la nota de éste humilde escribidor sirve de algo, le daríamos un «notable» alto a las recién finalizadas fiestas de la Virgen Grande-2.012″. Nuestras fiestas de la Patrona. ¡¡Hasta el año que viene!!.

David Laguillo

David Laguillo

https://estorrelavega.com

David Laguillo (Torrelavega, 1975) es un periodista, escritor y fotógrafo español. Desde hace años ha publicado en medios de comunicación de ámbito nacional y local, tanto en publicaciones generalistas como especializadas. Como fotógrafo también ha ilustrado libros y artículos periodísticos. Más información en https://davidlaguillo.com/biografia/