Opinión / Firmas (Tribuna libre)

¿Vuestros policías son así?

Escrito por Marino Valdés

Desde que trabajé durante un año en Torrelavega, y como tantos santanderinos descontentos con el ambiente decimonónico de la capital y envidiosos de muchos aspectos de vuestra ciudad, suelo establecer comparaciones más o menos serias entre las dos ciudades. Y vistos los problemas que rodean a las Policías Locales de ambos municipios, os pregunto: ¿vuestros policías son así?.

Dejadme que os cuente la última, vivida en carne propia, para mi desgracia. Leo el domingo 12 en «El Diario Montañés» lo siguiente: ”Denunciado por menospreciar la labor de la Policía Local”, y no puedo evitar una sonrisa irónica producida por lo acontecido una hora antes cuando nos dirigimos a comprar El Diario.

 

En General Dávila, me paro con la señalización encendida a esperar a un conductor que está maniobrando para irse. Permanezco en doble fila (no conozco otra manera de esperar para aparcar) y el bus número cinco se ve obligado a adelantarme sin mayor problema, cediéndole el paso un vehículo policial.

Me disculpo con un gesto ante los agentes mientras les señalo mi intención de aparcar, por si no han visto mis intermitentes. Mientras aparco, el vehículo policial se sitúa a mi lado. Espero a finalizar la maniobra y bajo la ventanilla al darme cuenta de que quieren hablar conmigo, y uno de los agentes, sin presentarse, ni saludar, ni bajarse siquiera del vehículo y de unas maneras que ya han sido objeto de la pertinente queja, me dice que me multa por parar en doble fila “porque así aprendo para la próxima vez a bajar la ventanilla antes para atenderle”.

Imagínese nuestra sensación de rabia, desamparo e impotencia ante tal muestra de arbitrariedad, ya que no se multa por la supuesta infracción, sino en realidad por no bajarle a este señor la ventanilla cuando a él le parece oportuno. Al irse (sin entregarme boletín de denuncia) me dirijo al cuartel de la calle Castilla para redactar una queja, de la que recibiré contestación diciéndome que al sostener el Agente otra versión, nada se hará.

Los ciudadanos cedemos parte de nuestros derechos a la Administración para que, entre otras cosas, nombre agentes públicos que representen la ley y nos protejan, no para que nos amenacen, ni intimiden ni nos traten sin ninguna consideración. Conductas como ésta afectan la imagen de un Cuerpo en esencia trabajador y honrado, que se identifica con la definición académica: “Cuerpo encargado de velar por el mantenimiento del orden público y la seguridad de los ciudadanos, a las órdenes de las autoridades políticas.”

Y a estas autoridades conviene señalar: como pago mis impuestos en Santander, me preocupa la cantidad de veces que noticias como la del titular aparecen en los medios, parece que ni a la Policía Nacional ni a la Guardia Civil les pasan estas cosas, pese a tener, en principio, tareas que, grosso modo, parecen ser más susceptibles de estos problemas, ya que tratan más habitualmente con delincuentes y no con meros infractores, simplificando mucho el razonamiento.

Por cierto, después bajé al partido del Racing y vi vehículos aparcados en doble fila, sobre aceras, frente a contenedores, en entradas de garajes, en rotondas… ¿Arbitrariedad?, ¿injusticia?.

¿Directrices políticas para velar por los intereses de la empresa privada Racing de Santander S.A.D.?. Desamparo, en cualquier caso, es lo que uno siente ante estos hechos. Espero por vuestro bien que estas cosas no os pasen a vosotros, en caso contrario, me llevaría una gran desilusión ya que, como señalé al principio, siento cierta envidia en muchos aspectos de vuestra ciudad.

David Laguillo
David Laguillo (Torrelavega, 1975) es un periodista, escritor y fotógrafo español. Desde hace años ha publicado en medios de comunicación de ámbito nacional y local, tanto en publicaciones generalistas como especializadas. Como fotógrafo también ha ilustrado libros y artículos periodísticos. Más información en https://davidlaguillo.com/biografia/

Comments are closed.