CulturaEditorial

Malos tiempos para la estética del lujo

{xtypo_dropcap}R{/xtypo_dropcap}ecordando a Golpes Bajos y su canción “Malos tiempos para la lírica”, como si se tratase de ratas vistiendo oros corriendo bajo los focos de platós de televisión, vivimos malos tiempos para la estética del lujo. Más que para la estética en sí, son malos tiempos para la ostentación pública de esos fastuosos modos de vida.

Un alto cargo sindical, como se publicó recientemente, no resulta estético verlo fotografiado a la entrada del restaurante El Bulli, famoso por ser regentado por Ferrán Adriá, y también conocido por menús de 300 euros por persona. Es cierto que es del todo lícito que tanto este sindicalista como cualquier otra persona, si lo desea, pueda permitirse este u otro capricho con su propio dinero.

No se trata de hacer más sangre de lo que ya se ha escrito sobre este caso, pero viene muy a cuento recordar otros hechos más importantes, menos anecdóticos y más obscenos, incluso “pornográficos”, como en aquella ocasión bien dijo nuestro presidente regional, Miguel Ángel Revilla.

En los tiempos que corren, permitir una jubilación para un ejecutivo del banco BBVA millonaria en euros, en cantidades monetarias tan obscenamente grandes que se nos pierde la vista y el alma, resulta una ofensa para los millones de parados que hay en España. ¿Qué trabajo tiene tanto valor para semejante dote para el retiro?  

La estética del lujo, en estos duros momentos de crisis global, quizá debe reservarse para el ámbito privado, disfrutando del champán en casa y del jacuzzi en tu mansión, pero sin enviar después las fotografías de esas fiestas y bacanales a la revista Hola, para hacer ostentación pública del lujo.

Que Paris Hilton, a quien dicen por ahí que se le presupone supuestamente el nivel intelectual de una piedra, haga ostentación de sus excesos y ofrezca muestras públicas de sus lujos, es algo que como suele decirse “qué se le va a hacer, si no da para más”, pero que otras personas con mucho mayores responsabilidades en el engranaje económico y social promocionen su estética del lujo, es la obscenidad absoluta en estos tiempos de crisis y angustia.

David Laguillo
David Laguillo (Torrelavega, 1975) es un periodista, escritor y fotógrafo español. Desde hace años ha publicado en medios de comunicación de ámbito nacional y local, tanto en publicaciones generalistas como especializadas. Como fotógrafo también ha ilustrado libros y artículos periodísticos. Más información en https://davidlaguillo.com/biografia/

Comments are closed.