Editorial

‘Okupación’ | Editorial

Inauguración de 'Espacio Argumosa'

Inauguración de ‘Espacio Argumosa’

El debate está abierto, y es un debate interesante. En él, se contraponen conceptos de fondo de muy alto interés social. La ‘okupación’ liderada por ACPT de un solar abandonado desde hace décadas, y muy degradado, ubicado en el número 9 de la calle Argumosa, ha puesto sobre la mesa varios problemas de fondo que existen en la sociedad, al tiempo que también se debe tener en cuenta la actual legislación.

Hay algunos puntos básicos a la hora de analizar un fenómeno como el de la ocupación de espacios de propiedad privada que se encuentran en estado lamentable por abandono.

En primer lugar está el concepto de legalidad: si la propiedad es privada, no es legal entrar en ella y realizar acciones sin consentimiento de la propiedad. Por suerte o por desgracia (más por desgracia) vivimos en un sistema que se basa en la propiedad privada y privativa, exclusiva y excluyente. Los cambios, por lo tanto, tan necesarios, deben llegar por la vía legal. Al estilo de lo que está realizando la nueva alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que propone sancionar a bancos con viviendas vacías.

Esa es la vía: conseguir los cambios legislativos necesarios para que la lógica y la humanidad imperen frente a la especulación y frente a la locura financiera y bancaria. Frente a la especulación, legislación.

Es responsabilidad de quienes gobiernan evitar que las ciudades estén plagadas de espacios degradados, y se debería limpiar «de oficio» y pasar la factura a los propietarios con mucha más frecuencia. Tanto si el propietario es un banco como un grupo de herederos que no se ponen de acuerdo, es obligación de las autoridades de cada localidad intervenir para evitar que los solares abandonados se conviertan en un problema de salubridad.

Más allá del ámbito local de Torrelavega, España tiene el triste honor de poseer millones de solares abandonados y viviendas vacías, mientras que, al tiempo, existe un verdadero problema de personas que necesitan una vivienda, y de comunidades que necesitan espacios de uso cultural gestionados por la colectividad.

Este contraste, esta incoherencia sangrante, es fruto de nuestro injusto sistema. Pocas personas dudan, a estas alturas, de que es preciso realizar cambios profundos al sistema, porque carece de toda lógica, y entra incluso en el terreno de la obscenidad, que miles de solares estén abandonados y llenos de basura, y viviendas vacías, mientras la sociedad y miles de personas están sedientas de espacios para vivir y espacios para sentir la cultura.

David Laguillo
David Laguillo (Torrelavega, 1975) es un periodista, escritor y fotógrafo español. Desde hace años ha publicado en medios de comunicación de ámbito nacional y local, tanto en publicaciones generalistas como especializadas. Como fotógrafo también ha ilustrado libros y artículos periodísticos. Más información en https://davidlaguillo.com/biografia/

Comments are closed.