• 24 junio, 2024

La Inmobiliaria

Síguenos en GOOGLE NEWS

Escrito por la Asociación de vecinos Río Indiana de La Inmobiliaria

La Inmobiliaria ¡Otro año sin Reyes Magos!

{xtypo_dropcap}E{/xtypo_dropcap}sta semana hemos leído el enésimo cuento -¿será el último?- sobre el solar de La Carmencita donde, dicen, se construirá una Estación de Autobuses y que en un mes se presentará ¡un plano! (literal) para en un año conocer otro proyecto (el tercero en no muchos meses), y que después… ya veremos. ¡Y nosotros vamos y nos lo creemos¡

Desde 2005 llevamos escuchando de vez en cuando la misma cantinela, el mismo cuento; un cuento que dura y dura, como las famosas pilas alcalinas o como el cuento de la lechera. Por eso, hemos de decir bien alto y claro: Ya estamos hartos de tomaduras de pelo.

Por cierto, los portavoces del Ayuntamiento de Torrelavega y de la Dirección de Transportes hablan ahora "sólo" de Estación de Autobuses, obviando el carácter de Intermodal que siempre se dijo tendría -para acoger tren, autobús, taxis…-, así como la conexión futura con el soterramiento de las vías. Tampoco queda claro lo que se plantea en superficie. En definitiva, un nuevo cuento pero que abre muchas incógnitas sobre el futuro del proyecto.

Seguimos defendiendo con uñas y dientes el compromiso adquirido con los vecinos para que La Carmencita sea un espacio libre y público -exceptuando el 20% del edificio de servicios donde irán taquillas, cafetería, escaleras…-, para disfrute de los habitantes del barrio y de toda Torrelavega.

{xtypo_quote_left}La lista de carencias y necesidades sería interminable{/xtypo_quote_left}

¿Veremos todavía alguna “sorpresa” más en este proyecto o algún otro incumplimiento de palabra? Pero es que el cuento no se acaba con la situación de La Carmencita. En este barrio ya sabemos de otros tan poco creíbles como fantásticos. Por ejemplo, aquel que habla del “maná del proyecto Urban”. Sí, ese que nos empezaron a vender en 2006, ese que a día de hoy seguimos esperando que sirva para poner en nuestro barrio alguna baldosa, un banco, un árbol… y no digamos para arreglar una Calle.

Seguimos esperando la rehabilitación de la calle Juan XXIII, que iba a comenzar en agosto de 2009; seguimos esperando que se regule el caos del tráfico y los aparcamientos; seguimos padeciendo las paradas de autobús desperdigadas por varias calles o los ruidos y molestias del famoso "Búho"; seguimos sin una zona de juegos, sin una plaza…

La lista de carencias y necesidades sería interminable, aunque el Urban -como el peliculero Plan Marshall- ¡tal como llegó, se marchó! O lo mismo ha ocurrido con el Plan Zapatero, que en 2009 disponía de 10 millones de euros para obras importantes en toda la ciudad. Nos dijeron, ya tenéis el Urban, pero todas las del Plan Zapatero se han terminado y las nuestras todavía las estamos esperando sentados.

{xtypo_quote_right}el PP ha llegado a un acuerdo con el PSOE para dejar a nuestro barrio sin un euro; ni obra en La Inmobiliaria{/xtypo_quote_right}

¿Y qué decir del recién estrenado 2010? Pues que el PP ha llegado a un acuerdo con el PSOE para dejar a nuestro barrio sin un euro; ni obra en La Inmobiliaria. Es indignante comprobar cómo se ponen de acuerdo para marginar a esta parte de la ciudad. Por buscar una justificación, es posible que estén convencidos de que el reparto de votos en este barrio lo tengan garantizados para las próximas elecciones y prefieran ganárselos en otros sitios. Pero como afirma el dicho popular: "Arrieros somos y en el camino nos encontraremos".

Pero es que hay más. Después de cuatro años pidiendo la Asociación de Vecinos -revisar las Hemerotecas- un Área de Rehabilitación Integral (ARI) para una zona del barrio muy deteriorada, llegó el presidente Revilla con la alcaldesa y demás séquito, y prometió un Área de Rehabilitación Urbana (ARU) más ambicioso.

Sonaba mejor -se nos dijo en abril de 2009 que sería como el de Río de la Pila en Santander-, pero pasado el tiempo nada más se supo, salvo que a los 15 días el Director de Vivienda le enmendó la plana al presidente Revilla, y dijo que el ARU era muy costoso y de imposible aplicación, y que trabajarían con el Ayuntamiento por el ARI si dejaba de poner pegas.

Pero hasta hoy "ni galgos ni podencos". Otro cuento. Por eso los vecinos nos preguntamos ¿qué hemos hecho o dejado de hacer para que se nos trate así?

{xtypo_quote_right}¿Nos castigarán porque vamos "por libre" y nos creamos muchos enemigos en los partidos políticos y otras esferas de poder?{/xtypo_quote_right}

Y encima “venden” al resto de la ciudad que nos quejamos de vicio. ¿Será que protestamos poco y mal? Un alto funcionario del Ayuntamiento nos comentó hace poco que teníamos un "concepto corto, de pueblo" por reivindicar que algunos solares del barrio queden sin urbanizar -como el área M-3 o Naves de Berrazueta y el Plan Mortuorio-, para que no sirvan como objeto de especulación y el cemento no nos asfixien más.

¿Nos castigarán porque vamos "por libre" y nos creamos muchos enemigos en los partidos políticos y otras esferas de poder? Estas son preguntas e interrogantes que nos hacemos desde hace tiempo, las mismas que compartiremos con nuestros vecinos el próximo viernes 22 de enero en una asamblea.

Invitamos a todos los políticos a “dar la cara” ante los habitantes de La Inmobiliaria. No creemos acudan, allá ellos. Nosotros, como siempre, debatiremos solos todas estas cuestiones. Y bien que lo lamentamos.

David Laguillo

David Laguillo

https://estorrelavega.com

David Laguillo (Torrelavega, 1975) es un periodista, escritor y fotógrafo español. Desde hace años ha publicado en medios de comunicación de ámbito nacional y local, tanto en publicaciones generalistas como especializadas. Como fotógrafo también ha ilustrado libros y artículos periodísticos. Más información en https://davidlaguillo.com/biografia/